Moneda:
Idioma:
Moneda:
Idioma:

Colourful Peru

7 junio, 2019

Ruta del Barroco Andino Cusco – Labor Social

La Ruta del Barroco Andino consta de la visita de 4 iglesias de Cusco: la Iglesia de la Compañía, la iglesia de Canincunca, la iglesia de Huaro y finalmente, la iglesia de Andahuaylillas. Estas cuatro iglesias son dirigidas actualmente por la orden de Jesuitas del Perú, quienes destinan los ingresos generados por la visita a los templos y el consumo en las tiendas de la ruta a la conservación de los templos y a mejorar las condiciones de vida de los pobladores, a través de las obras sociales. Para mayor información de cada templo dale clic AQUÍ.

En este artículo, nos enfocaremos en la obra social que se realiza gracias a las personas que realizan esta excursión.

  1. El comedor:

En la provincia de Quispicanchi, al sur de Cusco, se atiende a alrededor de 650 niños y niñas distribuidos en cuatro comedores.

En los comedores de los distritos de Andahuaylillas, Huaro, Urcos y Ocongate se brinda alimentación balanceada a los niños, niñas y adolescentes que están expuestos a un alto grado de vulnerabilidad como pobreza, familias monoparentales, violencia familiar, entre otros.

Asimismo, se ponen en práctica hábitos de higiene personal. Se les enseña a cepillarse los dientes, lavarse las manos y el cabello, ya que, en muchos casos, dentro de los hogares no se acostumbra a educar en la higiene que es de gran importancia para la salud y protección contra infecciones estomacales, además de ayudar en su desarrollo personal.

  1. Biblioteca

Luego del almuerzo, los niños y niñas pasan a la biblioteca donde realizan las tareas escolares con el apoyo de un tutor, dado que en la mayoría de los casos, los padres de los niños solo han estudiado hasta 2° grado de primaria o son analfabetos y no les es posible brindar este apoyo en casa.

Además, para fortalecer la comprensión de lectura, se realizan actividades que llamen la atención de los niños como por ejemplo: “cuenta cuentos”, “el hospital del libro”, “cuidadores del silencio”, “la bebeteca”, entre otros.

En la misma provincia encontramos 4 bibliotecas donde atienden unos 350 niños y niñas.

  1. Sala de cómputo

Quispicanchi cuenta con 4 salas de cómputo que reciben alrededor de 250 niños y niñas.

Estas salas son utilizadas como apoyo para realizar las tareas con la supervisión de educadores, quienes les enseñan a usar las herramientas de forma adecuada. Las computadoras son usadas luego de pasar por la biblioteca para incentivar la investigación en libros y enciclopedias. Además, se tiene como objetivo mantener a los niños más actualizados con la tecnología.

  1. La Ludoteca

Existen 3 ludotecas a las que asisten aproximadamente 360 niños y niñas.

Una vez terminadas las tareas, los niños y niñas pueden hacer uso de este espacio de relajación que también les permite desarrollar sus habilidades motoras (gruesa y fina).

Las actividades que realizan, principalmente mediante el juego, permiten fortalecer su autoestima y desarrollar sus habilidades sociales y personales. Estos juegos permiten, además, identificar el tipo de violencia que padecen los niños (física, psicológica y/o sexual), lo que, a su vez, permite tomar acción inmediata a través de las defensorías parroquiales.

Además, se realizan juegos que permiten desarrollar la creatividad, innovación, paciencia, perseverancia y trabajo en equipo. Asimismo, se realizan trabajos de manualidades, música, teatro y cuidado del medio ambiente que les permiten fortalecer su autoestima, valores y habilidades sociales.

  1. Taller de lutería

El taller de lutería es posible gracias al compromiso de Sinfonía por el Perú, una fundación creada y presidida por el tenor Juan Diego Flores, Backus y la compañía de Jesús.

El taller está orientado a jóvenes entre los 14 y 21 años, quienes aprenden a fabricar instrumentos de cuerda como guitarras y violines hechos con madera de nogal, caoba, pino báltico, palo de rosa y chonta. Una vez fabricados dichos instrumentos, pasan a ser de propiedad de cada uno con la intención de que aprendan a tocar y crear música.

  1. Tejedoras
Andean Baroque Route– Social Work

Andean Baroque Route– Social Work

En los talleres de tejedoras, se capacita a 40 señoras a tejer con palito. La producción realizada se comercializa y se exporta a países como Australia, por lo cual, las beneficiarias reciben un pago justo. Aquí, se elaboran prendas de bebé como frazadas, vestidos, enterizos, chompas, chullos y peluches de alpaca y algodón, los cuales pasan por un registro de calidad que hace hincapié en los detalles y que está alineado con la demanda del mercado.

Por lo tanto, nuestra visita a las iglesias de la Ruta del Barroco Andino nos solo nos dejará unas bellas fotos y admiración por el arte, sino que también podremos estar orgullosos de que, con nuestro aporte, cientos de niños, niñas, adolescentes y familias están siendo apoyados a construir un mejor país y a tener una mejor calidad de vida.

Síguenos en Facebook e Instagram

LEE MAS HISTORIAS INCREÍBLES

BLOG

No te pierdas ningún destino

Paquetes de Viaje Sugeridos

REGÍSTRATE PARA RECIBIR NUESTRO BOLETÍN

    ¡Gracias por confiar en nosotros!

    Nuestro equipo se pondrá en contacto con usted lo antes posible.